Historias familiares redescubiertas de forma divertida.
Mitote es un juego familiar de carácter emocional que va en el centro de la mesa. El juego busca provocar el buen diálogo y la convivencia entre los miembros de las familias a la hora de comer. 
Queríamos saber cómo juegan las familias. En el trayecto descubrimos que en estos tiempos la comunicación merma y algunos conflictos familiares se deben al aislamiento de cada uno de los miembros.
No gana un jugador, gana toda la familia.
Así diseñamos una experiencia de juego sabiendo que cada persona tiene algo que contar. Para detonar conversaciones empleamos tres pirinolas que juntas articulan emociones, situaciones y dinámicas aleatorias para cada jugador. El objetivo del juego es llegar al centro del mantel, pero la misión de éste es integrar a la familia por medio de lazos estrechos de confianza.
Mitote es conocerse entre familia sin preguntarse: “¿cómo te ha ido?”
Descubrimos que la diversión se esfuma al leer instrucciones, acomodar y guardar el juego. Por eso Mitote va al centro de la mesa como una familia de objetos (mantel central, prinolas, fichas, saleros y especieros) siempre listos para comenzar una nueva partida. Cuando el juego termina, todo vuelve a la normalidad.
Pusimos especial cuidado al producir cada una de las partes pensando que fueran agradables a la vista y al tacto sin perder precisión y funcionalidad. Las pirinolas y fichas son en madera de pucté con cera natural. Los tres especieros son cerámicos y el mantel es confeccionado a mano con hilos de algodón.


Keep looking for more design experiences